English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

AVISO!! TODO LO QUE SEA DE COSECHA PROPIA COMO POESÍAS, ETC, POR LA LICENCIA DE CREATIVE COMMONS, SE RUEGA QUE EN CASO DE COPIAR, SE PONGA LA FUENTE Y/O AUTORÍA A MODO DE RECONOCIMIENTO. GRACIAS.

SI QUIERES, PUEDES
INFORMARTE DESDE LA PÁGINA DE FACEBOOK


domingo, 31 de agosto de 2014

La vida según Patricia Ramírez

"Hemos oído muchas veces que no debemos de dejar escapar el tren de tu vida, que pasa una vez y que si no te subes se va. Mentira. Existen todos los trenes que quieras inventar, y si pierdes uno, te subirás en el siguiente. Además ahora están los de alta velocidad, así que cuando menos te lo esperas, la vida te devuelve de forma rápida otra oportunidad. Mi padre me dijo una vez que lo importante no era ser la primera mujer o el primer hombre de tu pareja, sino la última".

 Por Patrica Ramirez, 
extracto de su recomendable libro, "Entrénate para la vida".
 

jueves, 28 de agosto de 2014

Sandra Barneda: alegato a ser libre y a amar, mi apoyo frente a las críticas que ha recibido


  video

Después de leer los artículos que por un modo u otro me han llegado sobre el video que colgué de Sandra Barneda, tachańdola en algunos casos de homofóbica, porque no dijera que es lesbiana, ya que es imposible agradar a todos, sencillamente voy a hacer lo que me da la gana, que es... volverlo a poner. Pese a que el técnico de sonido hubiese estado más guapo sin la musiquilla de fondo para no dar una apariencia de reality show, los motivos por los que lo pongo son los siguientes:

1.- Se puede estar fuera del armario, hacer tu vida normal, y no tener que gritar a los 4 vientos, lo que a nadie le importa, excepto a la gente cercana a tí, (otra cosa es que la vecina del 4º te vea de casualidad cogida de la mano de tu chica XD) de ahí que ella dijese "existen tantos caminos como personas que se aman", porque cada una y uno lo hace como mejor cree conveniente y como le sale, y por eso, también habló de vivir "su sexualidad en privado", no porque esté en el armario, como algunos han interpretado, sino máxime, cuando es un rostro conocido, y ya sea por los paparazzis, como en el caso también de Elena Anaya, o por personas de la acera de enfrente NO tolerantes, les presionan para que digan algo que no quieren decir. Fue en pocas palabras, su modo de decir, basta a las presiones: dejadme en paz.
Es su proceso, y es su decisión. Cuanto menos que respetarlo.


2.-LGTB y remarco la B!! que muchos gays y lesbianas parecen que olvidan que también la bisexualidad es una orientación sexual más. Por qué todos los que están en contra, la juzgan porque no haya dicho "soy lesbiana" y nadie se ha preguntado por qué no dijo "soy bisexual"?. Porque esté casada con una mujer no la convierte necesariamente en lesbiana, eso solo lo sabrá ella y a quien le haya dado la gana de decírselo, en caso de que se haya querido etiquetarse, que por lo que dijo, parece que no.
Además, hablemos claro: la falsedad también existe en el ambiente. Y muchos de los que van exigiendo, y se dicen estar orgullosos por haber sido capaz de decir "soy gay" o "soy lesbiana"a los 4 vientos, luego,  a nivel privado, hacen con su vida lo que les da la gana, y se lian con personas de diferente sexo. Eso sí es ser hipócrita: exigir que otros hagan, lo que ellos no hacen: que hablen de orgullo, cuando en realidad, viven en el ambiente dentro de otro armario. 

Tan corto de mente y dictatorial, es alguien homófobo que solamente ve una única orientación, la heterosexual, como quienes en aras del orgullo, solamente ve las cosas en blanco o negro: o hetero u homosexual, siendo bifóbicos. Un ejemplo de esto, son las entradas absurdas que hay en algunos blogs lésbicos, donde se habla del "supermega problemón" que es, que un día tu pareja te cuente que en realidad es bisexual, o que antes ha estado con chicos. De verdad, me parece una aunténtica gilipollez, y a veces incluso inmadurez, esa bifobia.

 Hay personas que dicen ser bisexuales como un paso previo a definirse, como un modo de probar, y luego ya decidirán. Hay otras, que lo tienen claro, y les gusta tanto mujeres como hombres. Hay quien prefiere no etiquetarse por las limitaciones que puede suponer, (sobre todo a la vista de la dos únicas orientaciones que existe para algunos, en lugar de las 6 que encontró Kinsey).

Tan respetable es una decisión como otra. 

Al igual que quien decide aun teniéndolo claro, decir según a quien "soy lesbiana" o "soy gay" dentro del ambiente, por miedo al rechazo o a la incomprensión de quienes no son tolerantes con la bisexualidad. Me parece triste que aún dentro del ambiente, haya quien tenga que esconderse para no sufrir el rechazo de otros/as No tolerantes, en lugar de ser un lugar seguro donde poder ser honesto, sin que te juzguen, sin que te presionen y te digan: decídete. Si entre nosotros estamos creando ya divisiones por no tolerar a el que es diferente, demasiado fácil se lo estamos poniendo a la homofobia, bifobia etc, externa al ambiente.


3.- Si tan importante es que lo hubiese dicho, por qué se ha escrito tanto en contra de Sandra y tan poco, a favor de la miss España que sí habló de su orientación sexual? Sólo buscan algunos el titular, la noticia de un día, como si se tratase de un orgullo sensacionalista??
No sé de quién fue la idea de que existieran personajes como Maca y Ester en Hospital Central. O de Pepa y Silvia en Los hombres de Paco, o de Arlet y Dani en Infidels y otros personajes en más series, películas, libros... No sé cómo se llaman esas personas que lo hicieron posible, y menos aún, hemos tenido la noticia del "soy lesbiana" que muchos esperaban de Sandra, pero lo que sí sé, es que esos personajes han traspasado la frontera y han sido un referente para muchas mujeres. Eso para mí, aunque no haya un "soy lesbiana" o "soy gay" por parte de quienes lo hicieron posible, sí es un granito de arena más a favor de la normalización y la tolerancia. Y con eso, es con lo que me quedo. El reflejo de lo que Sandra dijo, "no existen sólo dos caminos: esconderse (armario) o luchar (es decir, activismo, gritarlo a los 4 vientos, raparte el pelo si eres mujer, o tener pluma si eres hombre -quien tenga pluma bien, pero quien no, que no quieran imponerlo-), existen tantos caminos como personas que se aman" .

Eso para mí, es mucho más importante que el simple hecho de que un día tengamos la noticia del "soy lesbiana" o "soy gay" y luego no aporten mucho más, porque aunque todo puede sumar, lo cierto es que la normalización, la tolerancia, no se alcanza cuando se lleva un determinado número de personas que lo han dicho, si
Sandra en su caso, también ha creado personajes del ambiente en su estupendo libro  "Reir al viento", y parece que puede haber segunda parte. Eso también es poner su granito de arena, en el intento de hacer que este mundo, esta sociedad, sea más tolerante, aunque no diga "soy lesbiana" o "soy bisexual".

Me da igual que quien tenga en frente se defina como lesbiana, como gay, me da igual que sea hetero, o que en privado por temor a no ser comprendida, me diga que es bisexual, o sencillamente no quiera etiquetarse y esté bien así. Para mí lo importante es la persona, es la honestidad, son los valores, es el respeto, es que sea feliz.


De acuerdo, con que si hubiese dicho que está "orgullosa de su mujer" hubiera sido muy bonito, ahora, además de que hay que respetar su decisión, me pregunto con la cantidad de críticas que ha recibido, si se le habrá quitado las ganas de decirlo algún día, en esta batalla de estás conmigo y lo dices, o estas contra mí.


   Si por algo fue tan aplaudida Sandra, y es lo que parece que algunos no entendieron, fue por salirse doblemente de la norma: la de la homofobia por parte de "heteros" (si no es que son homosexuales reprimidos), y la "norma" que algunos en el ambiente quieren imponer de tener que gritar a los 4 vientos, la orientación sexual que no sea hetero, y preferiblemente que sea gay o lesbiana, mejor si es lesbiana que hay "menos", (dejando como orientación se segunda clase la bisexualidad). 

Sandra expresó una tonalidad de gris que no se suele decir públicamente: vive, ama y hazlo con quien te de la gana, y que no te importe ni te cohiba, ni te sientas mal, por lo que digan y critiquen los demás, sean heteros o del ambiente.



Mensaje íntegro:
"Quiero dar las gracias a mis cuatro compañeras: a Aly, a Marta, a Rocío y a Yolanda. A mí me cuesta mucho hablar de este tema. Aplaudo mucho lo que ha hecho Patricia Yurena, lo aplaudo porque ha tenido la necesidad de hablar de su orientación sexual para sentirse mejor, pero aplaudo también a todos aquellos que viven su sexualidad en privado a pesar de que cada día reciben miradas o acosos silenciosos. Porque libertad es eso, hacer lo que te ayude a vivir y te dicta la cabeza. De verdad que no creo ni he creído nunca en los lobbys, no creo en las etiquetas...
Es más estoy harta. No creo en los prejuicios, creo en las personas. Creo en los sentimientos. Estamos hablando del amor, porque la condición sexual es privada, señores y señoras, y solo atañe a dos personas. No debe ser usada como un arma arrojadiza. Tampoco es motivo de alabanza, ni un mérito personal.
Por eso, hoy más que nunca y después de muchos años, digo basta ya de armarios, basta ya de etiquetas, basta ya de juzgar a las mujeres y a los hombres. No existen sólo dos caminos, que se enteren, esconderse o luchar. Existen tantos caminos… tantos como personas que se aman. Seremos una sociedad moderna cuando entendamos el respeto al otro por encima de todas las cosas. Os voy a decir una cosa: me siento orgullosa de ser mujer, de lo que siento, de lo que pienso y, sobre todo, me siento muy orgullosa de quién soy, sencillamente Sandra. Y también me siento muy orgullosa de quien está a mi lado, sea un hombre o una mujer.
Si tú también te sientes orgulloso de quién eres… ¿Por qué marcas la diferencia?"

Ante los numerosos apoyos que recibió, este fue su agradecimiento por twitter:


sábado, 23 de agosto de 2014

La homofobia tiene cura: la educación.


Próxima película lésbica adaptada de un libro: Carol de Patricia Highsmith

Si entre las grandes novelas lésbicas ya se había filmado en formato de mini serie "Falsa identidad" de Sarah Waters, y más recientemente para la gran pantalla, "El azul es un color cálido" de Julie Maroh, bajo el título de "La vida de Adele", esta vez parece que el turno le llega al libro "Carol" de Patricia Highsmit, más conocida por la trilogía de Mr Ripley.


Al igual que sucede en las anteriores, en ésta la trama también habla del despertar de los sentimientos hacia otra mujer, esta vez, por parte de Rooney Mara, a manos de nada menos, Cate Blanchett, que la conocereis porque salía por ejemplo en el Señor de los anillos, El curioso caso de Benjamin Button o Babel entre otras tantas películas. 

Por parte de Rooney Mara, sino os suena su nombre, deciros que salío en Her como la ex del prota, o en Efectos secundarios, donde ya interpretó un papel lésbico, esta vez acompañada por Catherine Zeta-Jone, otra película que os recomiendo, aunque en esta la trama lésbica es muy "secundaria".

 Y de qué trata el libro de Carol, ambientada en 1951, "Therese, una joven escenógrafa que trabaja accidentalmente como vendedora, y Carol, la elegante y sofisticada mujer, recién divorciada, que entra a comprar una muñeca para su hija y cambia para siempre el curso de la vida de aquella joven con aspiraciones artísticas."
Si quereis saber un poquito más sobre las dificultades que tuvo en su día la escritora para publicar el libro debido a la temática lésbica, y después de hacerlo, las tan buenas críticas que cosechó, os animo a clickar en el enlace.

Y os animo a leeros el libro que aún queda tiempo hasta que salga la pelí, prevista para el próximo año.
De momento, las primeras imágenespara ir abriendo boca ;)

 cate blanchett carolcate blanchett carol
cate blanchett carolcate blanchett carol

Fuentes.

miércoles, 20 de agosto de 2014

el falso mito del corte de digestion

Por Laura Conde

"
Cuántas horas empleadas en divanes de psicoanalistas analizando cómo los grandes engaños a los que fuimos sometidos en el pasado nos han convertido en las personas que somos en el presente, personas que en líneas generales no suele ser muy de nuestro agrado. Engaños, mentiras, falsedades... pueblan los recovecos de nuestro inconsciente, y desenmascararlos suele acabar en tragedia, especialmente cuando descubrimos que quien nos ha estado engañando vilmente durante nuestra infancia, con premeditación, alevosía y sin ningún tipo de escrúpulos, es ni más ni menos que nuestra propia madre.
Porque no, no es cierto que cuando vas a la playa y te comes el bocadillo tienes que esperar una hora y media, dos, tres horas (aquí dependía mucho de la indulgencia de cada madre) antes de ir a bañarte. Porque lo del corte de digestión es una falacia, que vamos a intentar matizar a continuación, pero al fin y al cabo una falacia. Porque todos aquellos ratos que te echaste a 35º en agosto en Benidorm mirando el reloj, aburridísimo, a la espera de que llegase el gran momento fueron, en realidad, minutos de tu vida malgastados. Minutos en los que podías haber estado chapoteando alegremente a la espera de poder capturar algún monstruo marino con tu lanzallamas que era en realidad el envoltorio de un Calippo.
Dicho esto, rompamos una lanza en favor de las madres. Los pediatras de aquella época, tiempos en que había madres que pensaban que no debías bañarte después de comer (o cuando menstruabas, por ejemplo) bajo ningún concepto, eran los primeros en popularizar el mito del corte de digestión. Que haberlo, haylo, por supuesto (aunque no se llame así), y le puede sobrevenir al más pintado si no va con cuidado, pero que no tiene exactamente que ver con el hecho de echarse al mar tras el bocata.
Estas son algunas consideraciones sobre el llamado corte de digestión (lo del zumo de naranja que pierde las vitaminas de un plumazo si no nos lo tomamos al segundo lo dejaremos para otro día).
- El término corte de digestión referido al shock que puede sobrevenir ante una entrada brusca al agua es, para empezar, incorrecto. Sería correcto usar el término "shock termodiferencial", que consiste en que la persona entra en un estado de obnubilación, náuseas, dolor de cabeza y malestar que, si se producen en el interior del agua, pueden ser de gran riesgo.
- El shock termodiferencial, como su propio nombre indica, no se debe exactamente a la ingesta de comida en el momento previo a entrar al agua, sino al choque entre la temperatura de nuestro cuerpo, elevadísima en las horas centrales del día, que es cuando hace más calor y curiosamente también la hora de comer, y la del agua.
-Conviene, por tanto, entrar al agua poco a poco, mojándonos con paciencia con el objetivo de reducir la temperatura corporal: los brazos, las piernas, el ombligo, la nuca, la cara... Hemos de tener en cuenta, claro, dos cosas: por un lado dónde nos estamos bañando, pues no será lo mismo un río que las aguas del Mediterráneo en agosto, y por el otro qué hemos comido (debemos ir con más cuidado, evidentemente, si nos hemos comido un cabrito que si hemos ingerido una simple ensalada o un sandwich).
-Si por algún motivo empezamos a notar los primeros síntomas (mareos, visión borrosa...) hemos de salir del agua inmediatamente y recuperar la hidratación: ponernos en un sitio fresco, beber agua lentamente y tumbarnos para recuperar el flujo sanguíneo en todo el cuerpo.
-En realidad, haber comido copiosamente puede influir en el llamado shock termodiferencial (o hidrocución), pero insistimos en que son los cambios de temperatura los que pueden producir este síncope que es cierto se ha cobrado muchas vidas a lo largo de la historia. De hecho, de nada servirá que nos pongamos a jugar a palas o a achicharrarnos al sol mientras hacemos la digestión y después nos lancemos bruscamente al agua: hay que entrar siempre poco a poco, sin prisas y, si vamos con niños, invitándoles siempre a jugar en la zona que no cubre para que vayan refrescándose poco a poco.
"

Fuente

Sentir mariposas en un sueño...

Sentir mariposas en un sueño...


"La amiga de la guapa"

Porque sé físicamente,
Que mis amigas no mienten,
Cuando dicen que me merezco alguien mejor;
Pero sé que de tí,
No fue el físico lo que más me llamó,
Y quizás por eso,
Más me dolió.
Tú," la amiga de la guapa"
Como dirían algunos.
Tú, esa con la que tantos bonitos momentos viví,
Que ahora prácticamente,
Me parecen un sueño.
Y has sido capaz de diseminar
De la primera los recuerdos.
Esa, que no tenía a penas problemas
para ligar
Esa, la que con los labios de carmesí
Y su pelo rizado,
Todos la miraban.

sábado, 9 de agosto de 2014

La vida según... un surfista. Del libro "Reir al viento"

"Cree en tí.
Abrázate a la pasión de la vida.
Encuentra tu coraje.
Escucha más de lo que hables, pero, cuando tengas algo que deci ¡dilo!
Haz lo que amas.
Aprende algo nuevo cada día.
Inspira, sé amable y agradecido.
Persigue tus sueños, pero mantén los pies en el suelo.
Baila con las olas como si nadie te estuviera viendo.
Sonríe a "extraños" y a tí mismo.
Viaja a lugares desconocidos.
Sé apasionado con lo que haces y exprésalo al mundo.
¡Hazlo!
Surfear en el océano es nuestro regalo.
Sé entusiasta"

Derek, personaje surfista del libro: "Reir al viento" de Sandra Barneda