English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

AVISO!! TODO LO QUE SEA DE COSECHA PROPIA COMO POESÍAS, ETC, POR LA LICENCIA DE CREATIVE COMMONS, SE RUEGA QUE EN CASO DE COPIAR, SE PONGA LA FUENTE Y/O AUTORÍA A MODO DE RECONOCIMIENTO. GRACIAS.

SI QUIERES, PUEDES
INFORMARTE DESDE LA PÁGINA DE FACEBOOK


lunes, 27 de octubre de 2014

La vida según Maripi

"1. Te das cuenta de que tienes menos amigos que antes y a aquellos que conservas los ves menos, ya sea porque tienen un horario de estudio/trabajo diferente al tuyo o porque están fuera del país ligando el triple que tú con la excusa de que son extranjeros buscándose la vida, pero cuando los planetas se alinean y por fin sales a tomar algo con ellos te emborrachas más te lo pasas mucho mejor.

2. Descubres que no eres tan especial como tú te imaginabas. El otro día leí en twitter "Mi madre me dice que soy especial. Yo le digo que ya tengo 25 años, que ya puede llamarme gilipollas que no pasa nada" ... no se puede decir más claro.

3. Empiezas a pensar que al final estudiar SI es importante. Llámalo universidad, ciclo medio, superior, bachillerato nocturno o módulo a distancia, poco importa la institución que te haya sacado el dinero sin piedad, aunque parezca que no has aprendido nada los estudios se notan cuando conoces gente nueva y te sientas a hablar. A todo el mundo le gustan las conversaciones interesantes, para comentar la meteorología ya está el desconocido con el que te encuentras en el ascensor.

4. Tomas conciencia de que el amor no es como tú creías. Tú ya tenías claro que las relaciones se podían romper y lo aceptabas muy bien siempre y cuando fueran las de los demás las que se iban al carajo. Nunca pensaste que tu amor de instituto iba a terminar con la aparición de una rubia de escándalo y con el pago de una cuota anual en el gimnasio para fortalecer tus músculos y poder soportar los cuernos que paseabas desde hacía meses.

5. Eres más exigente con lo que lees y ves en la televisión. (Si continúas viendo Mujeres y hombres y viceversa sáltate este punto). Tus gustos de cultura y cine se definen más, ya no les das tantas oportunidades a esos libros o pelis que crees de antemano que no te gustarán. Vale, admite que viste la película de A tres metros sobre el cielo y te leíste el primer libro de Cincuenta Sombras de Grey porque todo el mundo hablaba de eso, pero a ti no te gustó tanto y además te recordó demasiado a la rubia teñida que te obligó a pagar 250€ por doce meses en el FITNESS-TOTAL-GYM

6. Cada vez te dan más miedo las cucarachas. Algún temor absurdo que ya tenías desde hace tiempo sigue creciendo sin razón.

7. Vives el presente. Cualquier coach estaría la mar de contento con tu forma de vida, pero la realidad es que te gusta disfrutar del momento actual porque si te pones a pensar en el futuro te entran los mareos, la taquicardia, la ansiedad y las úlceras pépticas.

8. Los 26 suenan mal.  A partir de los 25 nadie desea seguir cumpliendo años...


Sin embargo, a pesar de haber crecido y supuestamente madurado, sigues esperando a que se reproduzca ropa nueva en tu ropero por arte de magia cuando vas a salir, lo que te compras te sigue quedando mejor en el probador de la tienda que en tu propia casa, si te comes una tableta de chocolate entera y nadie te ve no tienes ningún tipo de remordimiento, sigues pensando que caminas con soltura cuando llevas tacones altos, aun te acojonas si eres tú la que debe dar el primer beso, te pones nerviosa cuando el tío bueno que te gusta te envía un mensaje, y como no, continúas pensando que un día te harás asquerosamente rica aunque nunca juegues a la lotería...

Somos así, qué le vamos a hacer..."
 

The imitation game, una película imprescindible

The Imitation Game (2014) Poster"The imitation game" es una película que trata sobre Alan Turing, el matemático que descifró el código secreto de los nazis, gracias al cual, la segunda guerra mundial pudo concluir antes. Hasta aquí, la parte que todos festejaron, después, la parte que a la mayoría no les gustó: Alan Turing, pasó de la noche a la mañana de ser un heroe, a ser casi un villano. Su "delito"? Ser gay. A partir de entonces vino el infierno, con castración química incluida, hasta que finalmente se suicidó o le envenenaron. 

 

 

 

Más recientemente, el gobierno inglés pidió diculpas y reconocieron la gran labor que hizo.


Fuente

Claves para superar la dependencia emocional

"
Por Coral Herrera Gómez.
Las mujeres sufrimos más dependencia emocional que los hombres en nuestras relaciones sentimentales porque la cultura patriarcal nos ha hecho creer que nacemos con un don especial para amar incondicional y abnegadamente. Desde niñas, se nos enseña a darle más importancia al amor y a la pareja que a nuestra autonomía personal. Por eso nosotras, en general, somos las más románticas: desde que somos adolescentes nos pasamos muchas horas imaginando el encuentro con nuestra media naranja, leyendo novelas, hablando con las amigas de nuestros problemas sentimentales, viendo películas románticas, escribiendo cartas y diarios, y viviendo romances intensos.
Con los cuentos que nos cuentan de pequeñas, aprendemos a delegar nuestra felicidad en la llegada del príncipe azul que nos cambie la vida, y ello hace que suframos mucho si no llega, si no es como esperábamos, o si pasado un tiempo decide separarse de nosotras y nos pide que abandonemos el  palacio. Nos enseñan a temer la soledad, y nos dicen que sin amor no somos nada, por eso dedicamos  mucho tiempo y energía en encontrar pareja. Por eso, también, cuando la tenemos tememos perderla y nos aferramos a ella como si fuese una botella de oxigeno, indispensable para nuestra supervivencia.
La dependencia emocional, entonces, se aprende a través de la socialización y la cultura, y se fortalece con la dependencia económica, los miedos e inseguridades personales, y la soledad. Cuanto más solas estemos, más necesitaremos una pareja. Y esa necesidad tiene sus peligros, por ejemplo, elegir un compañero que no sea una buena persona o con la que sea imposible construir una relación amorosa sana y equilibrada. O permanecer años en una relación que no te hace feliz. O auto engañarnos pensando que en algún momento nuestro amado cambiará, mejorará, o volverá a amarnos como al principio. O vivir con un miedo permanente a que nos dejen, o con unos celos arrasadores que nos amarguen la vida, o perder la personalidad propia para agradar a la otra persona, o aguantar situaciones de malos tratos por miedo a quedarnos solas.
La dependencia emocional es una mezcla potente de muchos miedos: miedo a quedarte sola, miedo a no merecer ser amada, miedo al compromiso, miedo a enamorarnos, miedo a la traición, miedo a que nos dejen de querer. El peor de todos ello es el miedo a la soledad, de hecho en casi todas las películas, las protagonistas están solas. No tienen redes de afecto a su alrededor que las ayuden, por eso necesitan príncipes azules. Nunca aparecen con sus madres, hermanas, abuelas, tías, primas, amigas, vecinas…. El aislamiento las hace más vulnerables y más necesitadas de amor, porque su felicidad depende de una sola persona.
El miedo a la soledad nos lleva, en ocasiones, a apresurarnos a la hora de elegir una buena pareja. Es demasiado doloroso enamorarse de alguien y darse cuenta de que no lo conocíamos con profundidad, que nos equivocamos, o que nos engañó, así que es importante que conozcamos bien a la persona, tomarnos un tiempo para poder analizar si la relación que vamos a iniciar merece la pena, para poder saber si la persona que nos gusta tanto realmente es tan maravillosa, si el balance de virtudes y defectos te compensa… Para eso necesitamos la observación, el análisis, y el tiempo para elaborar toda la información que nos llega a través de las palabras y el comportamiento de la otra persona. Necesitamos, también, opiniones externas para contrarrestar nuestra intensidad en el autoengaño, y trabajar con una duda fundamental: ¿es buena persona?, ¿tenemos ambos herramientas para construir una relación bonita?
Otra de las claves de la dependencia emocional es la incapacidad para dejar el pasado atrás, la carga de traumas y carencias que arrastramos desde la infancia. No es fácil, pues algunas de nosotras tenemos que trabajar en ello durante muchos años, o toda la vida, para poder hacer borrón y cuenta nueva. No podemos pedirle al amado que nos cure, o que asuma nuestros problemas o carencias, o que nos proteja de los dolores y los miedos que nos habitan por dentro. El  trabajo tenemos que hacerlo nosotras mismas, el camino hacia la sanación o la superación es nuestra responsabilidad, y tenemos que emprenderlo con alegría, con fuerza, con ganas de liberarnos de todas las cargas del pasado para caminar con ligereza por nuestro presente.
Para evitar la dependencia, es importante también construir relaciones equilibradas, y horizontales. En las relaciones de dependencia, tendemos a situar a la otra persona en un pedestal y a sentirnos inferiores a ella. Somos capaces de sacrificarnos por el otro, tratar de agradarle continuamente, aguantar ciertas situaciones dolorosas, comportarnos con sumisión ante cualquier conflicto. Somos capaces, también, de asumir toda la carga doméstica, de crianza y educación para liberar al otro de sus responsabilidades, sin preocuparos por nuestra salud  y nuestra necesidad de descanso. Somos capaces de renunciar una y otra vez, de ceder siempre o casi siempre, de darle todo el  poder a la otra persona para que permanezca junto a nosotras, para que no haya problemas, para que establezca las reglas del juego amoroso. Pero todo esto tiene un coste, aunque esté invisibilizado, y no nos sirve para construir relaciones igualitarias.
Y ahí entonces nos damos cuenta, de pronto, de que al depender de alguien perdemos parte de nuestra personalidad. Descubrimos que no nos mostramos tal y como somos, aunque se hayan enamorado de nosotras. Al empequeñecernos perdemos atractivo, aunque lo hacemos pensando que así puede que nos amen más. Al entrar en la estructura de la dependencia podemos llegar a transformamos en seres débiles, infantilizadas, victimas y victimistas que mendigan amor y atención, y generalmente recibimos lo contrario, pues el masoquismo de una persona alimenta el sadismo de otra en este tipo de relaciones desiguales.
Cuando perdemos toda nuestra autonomía para que nos quieran más, estamos cayendo en una trampa: pues anularnos como personas no nos hace más sexys, sino más aburridas y predecibles: la gente normalmente se enamora de personas alegres, activas, con iniciativa, con energía vital para moverse por el mundo. Al anularte, eliminas también todo eso que te hace ser tú y que enamora a la gente que te conoce.
La dependencia emocional nos lleva a sentirnos poco merecedoras del amor, por eso surgen los celos y el afán de posesión. Cuanto más inseguras estamos y más complejos tenemos, más necesidad de control tenemos sobre la otra persona. Cuanto más miedo nos posee, más necesidad de aceptación y reconocimiento continuo sentimos. A veces ocurre que nos cuesta creer que alguien quiera permanecer a nuestro lado, a veces nos prohibimos el derecho a disfrutar del amor. Por miedo a no que nos dejen de querer, no podemos ni disfrutar de que nos quieran en el presente.
El amor solo tiene sentido, creo, si nos liberamos de los miedos, y amamos desde la libertad. Un amor no basado en la dependencia es aquel en el que podemos querer sin perder nuestra personalidad, sin renunciar a nuestra autonomía, sin establecer relaciones de dominación y sumisión con la otra persona.
Para poder querer desde la generosidad, el respeto, el cuidado mutuo y el amor profundo tenemos que querernos a nosotras mismas, lo que supone también aceptarnos y trabajar para mejorar lo que no nos gusta de nosotras. Practicar la autocrítica amorosa  consiste en analizarnos con cariño para conocernos mejor a nosotras mismas e identificar las claves de nuestra inmensa necesidad de afecto que nos hacen ser dependientes de las personas a las que queremos.
Siendo consciente de aquello que nos limita a la hora de construir relaciones bonitas, será más fácil trabajar para aprender a relacionarnos desde la libertad y no desde la necesidad, para aprender a disfrutar de la soledad y de la compañía, para disfrutar de la vida tengamos o no pareja.
Otras claves para superar la dependencia emocional:
-Ser tú misma. La gente se enamora de ti, por lo tanto es fundamental que sigas siempre siendo tú. Además, independientemente de que te amen o no, sigues siendo siempre una bella persona y hay mucha gente que te aprecia y te quiere.
- Amar como adultas: tenemos que aceptar y cultivar nuestra autonomía, no delegar responsabilidades propias, no esperar que los demás nos cambien o nos mejoren la vida.   Aprender, en fin, a querernos, a tomar decisiones sin miedo, a respetar los pactos con una misma, a tomar la iniciativa, a equivocarnos, a volverlo a intentar.
- Construye tu relación amorosa con el mismo amor que construirías tu casa si pudieras. Elige un buen compañero, establece unos pactos para la convivencia y el reparto igualitario de tareas y roles, y que las bases de vuestra relación sean siempre el respeto, la igualdad, el equilibrio, y el cuidado mutuo.

-Hazte de vez en cuando estas preguntas: ¿soy feliz en mi relación?, ¿tengo mis espacios y tiempos propios?, ¿cómo resuelvo los problemas con  mi pareja?, ¿estoy acostumbrada a tomar decisiones, o a que mi pareja las tome por mi?, ¿me siento querida?, ¿el intercambio de cuidados y cariño es equilibrado o está descompensado?, y  ¿qué podría hacer para mejorar, cambiar la situación o salir de ella?.

-Aprende a decir no: nadie va a dejar de quererte si te niegas a hacer algo que no te gusta, si expresas una opinión contraria, si no cumples las expectativas sociales, si tomas tus propias decisiones, si defiendes lo que sientes o lo que piensas, si pides respeto hacia tus posiciones. No tienes por qué tener miedo al conflicto: se puede discutir con alguien sin hacerse daño, dialogando, hablando con sinceridad y cariño. Nadie va a dejar de quererte si dices No, si te sales del papel que te habían asignado…

-Atrévete a romper: deja atrás el pasado, acepta las pérdidas, y explora las nuevas etapas que se abren en tu vida. Atrévete a tomar decisiones, y no tengas miedo a los cambios. Solo dejando atrás lo antiguo podremos abrir las puertas y las ventanas hacia lo nuevo, lo que está por venir.

-Aceptar las pérdidas: la gente nos acompaña en el camino de la vida, a veces durante años, a veces menos tiempo, pero nadie recorre con nosotras completamente todo nuestro paso por este mundo. Así pues, aunque es doloroso, es importante seguir caminando, bien sola, o bien acompañada.

- Mejor soltera que mal acompañada: cuando estás en una relación de dependencia te resulta muy difícil pensar que podrías enamorarte de nuevo y encontrar un compañero estupendo. O te cuesta imaginarte sola y feliz porque crees que no puedes valerte por ti misma. Sin embargo, es cuestión de aprender lo que no sabes, y de abrir la mente a una nueva etapa de tu vida. Las relaciones amorosas son para ser disfrutadas, y si estás sufriendo, mejor acabar una relación dañina que permanecer en ella durante años. La soledad es buena también para ordenar ideas, para empezar de cero, para repensarse e inventarse, para fortalecer la autonomía propia, para conectar con una misma. Además, sin pareja siempre es más fácil conocer otra gente para acompañar y sentirnos acompañadas; y es más fácil crear redes de afecto duraderas y diversas.

-Pregúntate de vez en cuando, también: ¿cómo se sentiría tu pareja si lograses aumentar tu autoestima y empoderarte?,¿ si dedicases más tiempo a cultivar tus aficiones, o a cuidar a tu gente querida?, ¿cuál sería su reacción si empezases a decir lo que opinas y sientes sin miedo?, ¿crees que tu pareja sería feliz si te viese feliz, trabajando tu autonomía para no depender tanto de él?, ¿crees que podrías compartir ese proceso con tu pareja, que te respetaría y te animaría a ser independiente?.

-Desintoxicación emocional: de vez en cuando es bueno estar sin pareja, y tomarse vacaciones sentimentales. Piensa en la cantidad de tiempo y energías que se nos van en las relaciones: estos descansos  te vendrán bien para reorganizar tus pensamientos, para estar un tiempo tranquila, o para llevar a cabo grandes proyectos…  utiliza tu energía amorosa para hacer más felices a los demás o a ti misma.

- Solas no podemos: juntas, sí. Rodéate de mujeres, únete para trabajar por la independencia y la autonomía de todas. Llena tu vida  de gente, de aficiones y pasiones personales. Aprende a disfrutar de tu soledad, y de la compañía. Conoce gente nueva, cuida a la gente de siempre. Diversifica afectos y únete a grupos de personas que se juntan para aprender, para compartir aficiones o pasiones, para construir, para luchas por tus derechos, para celebrar la vida.
——— ♥ ———

"

sábado, 20 de septiembre de 2014

Enseñar a los hijos a hablar de su familia homomaternal y homoparental

Rocío Carballo.
 "Siempre hablamos de cómo enfrentar en el trabajo, ante nuestra familia y ante la sociedad el hecho de que nuestra elección de familia no sea la más normalizada. Pero pocas veces se ha tratado el tema de cómo los propios niños pueden aprender a hablar de su familia homoparental ante sus amigos, en su urbanización, e incluso ante otros mayores y profesores.
En torno a los 4-5 (por supuesto, depende de cada niño) nuestros hijos empiezan a tener una consciencia social elevada. No es fácil engañarlos respecto a lo que pasa ahí fuera; Se percatan de mucho más de lo que podemos imaginar. La consciencia de las diferencias aparece. La timidez y la vergüenza se hacen presentes, en muchos casos de forma llamativa. La presión social empieza a hacer su efecto y ser parte del grupo adquiere una importancia total.
bullyingEn la escuela generalmente no nos enseñan a ser diferentes ni a defender nuestras diferencias. Y cuando nos dan pequeñas enseñanzas al respecto, pocas veces pasa de las diferencias raciales.
Un panorama ideal sería que nos enseñaran que nuestra elección de pareja en el futuro será igual de valiosa sea la común o sea la menos común y que expresarla con naturalidad nos hará felices y libres. O que una familia esta compuesta por amor, y no por hijos biológicos y padres clásicos.
Estamos muy lejos de ese ideal. Sutilmente, en escuela y sociedad, aprendemos a ocultar lo diferente. Si eres homosexual o bisexual y has tardado años en poder expresarte rotundamente, entiendes a qué me refiero: Se aprende el silencio como una herramienta de adaptación, no siendo conscientes que esconder una parte de nosotros mismos, sea nuestra orientación o sea nuestra familia, nos condena.
  • No le enseñes a defenderse: Enséñale a valorarse. Los psicólogos sabemos que expresar el amor, el cariño, la rabia, la alegría, la tristeza, el llanto, la risa, son necesarios para que una persona pueda realizarse y ser feliz. También lo es expresar lo que sentimos por otros y lo que somos. Por lo tanto es deber de los padres o madres homoparentales enseñar a nuestros niños desde antes de los 5 años que ser diferente puede ser algo bello, genuino, incluso un talento; una genialidad. Y no sólo eso: Lo mas importante será enseñarles a expresarlo, y por lo tanto vivirlo, con naturalidad.
  • Como siempre decimos, la mejor manera de enseñar a nuestros hijos una conducta es con el ejemplo: Habla de tu familia con naturalidad. No sólo allá donde tengas confianza. También con el panadero, el frutero o la tutora. Si alguno de ellos reacciona de forma sorpresiva o negativa, vive su reacción con humor y vuelve al día siguiente. Es importante que tu hijo no vea tabúes en ti. Tú serás su principal referente.
  • Propón que sea el o ella quien hable del tema en determinadas ocasiones sociales. Aparece en escena como ayudante, si es necesario. Pero deja que pueda hacer sus primeros pinitos a la hora de hablar de su familia, y de las ventajas de su familia, de lo que mas le gusta de ella, de lo mucho que le quieren, etc. Enséñale a expresar, porque muchos otros sectores de la sociedad, con conductas subliminales inconscientes, le inocularán un silencio poco beneficioso.
  • Documenta a tu hijo. Dótale de argumentos. Como sabes, la homosexualidad es más natural de lo que parece: En la naturaleza se establecen relaciones homosexuales tanto sexuales como de pareja, y muchas de ellas son monogámicas. Si tu mismo necesitas información, existen documentales, investigaciones, cuentos. Posiblemente tu hijo, como la mayoría, adore a los animales. Y desde ellos, le será más fácil entender que su familia es tan normal como cualquiera, y le dará argumentos para defender a su familia ante los ataques que, inevitablemente, siempre nos llegan (ya sea por ser bajo, alto, gordo, flaco, feo, guapo, gay, o tener una familia homoparental).
  • Si tu hijo no tiene referentes, los necesita. Tanto de la televisión, como personajes famosos, como de la realidad, tanto de lesbianas como de gays. Establece algún contacto con otras familias como la tuya. Porque eso le hará sentirse parte de un grupo social mas grande que el núcleo familiar, y le ayudará a la hora de expresarse.
  • Convierte a sus tutores y profesores en tus aliados.  Ellos son los otros referentes de tus hijos y ellos marcan el ritmo y la evolución no solo intelectual, sino también grupal, de la clase. Entre todos, con inteligencia, se puede hacer aparecer esta diferencia como algo divertido en clase, hasta que llegue el momento de que sea tan normal que nadie recuerde que un día le pareció diferente. Aprovecha que los niños están mucho mas preparados para abrir su mente que los mayores.
La visibilidad, en este caso, hará de tu hijo alguien que pueda disfrutar de sus diferencias en cualquier plano de la vida, no solo las que venimos comentando sino todas. Que pueda sacar partido de su parte genuina. Que pueda romper moldes. Y quién sabe, tal vez hacer algo grande con esta libertad en su vida laboral o personal.
"

Fuente

Vive sin cerebelo con normalidad

Una mujer vive sin cerebelo con normalidad desde hace 24 años

"Al realizar algunas pruebas médicas en un hospital en la provincia de Shandong en la costa este de China, una mujer de 24 años ha descubierto que ha vivido desde su nacimiento sin cerebelo, una parte importante del sistema nervioso central, llevando una vida normal.
La noticia fue publicada en el último número de la revista New Scientist y ha intrigado a los investigadores, ya que muestra cómo el cerebro humano es capaz de adaptarse a deficiencias particulares, incluso muy extensas. La mujer se presentó a los médicos de la clínica diciendo que a menudo sufría mareos y náuseas recurrentes. También había explicado que a veces tenía problemas para caminar sin perder el equilibrio.
Entrevistada por los médicos, la madre de la chica dijo que su hija empezó muy tarde a caminar, alrededor de los siete años, y sólo a los seis años comenzó a hablar con palabras comprensibles. Además, la mujer pudo convertirse en madre sin problemas. Sobre la base de la información recopilada, los médicos hicieron algunas pruebas para ver si la chica tenía problemas neurológicos específicos.
Un simple TAC permitió entender el problema de inmediato: En el cráneo, debajo del cerebro no estaba el cerebelo. El vacío debido a su falta se había llenado naturalmente por el líquido cefalorraquídeo, el líquido corporal que protege el sistema nervioso central. El cerebelo se encuentra por debajo de los dos hemisferios del cerebro, en la parte posterior del cráneo y, de alguna manera, es mucho más concentrado que el resto de la masa cerebral.
Constituye alrededor del 10 por ciento del cerebro, pero se estima que contenga aproximadamente la mitad de las neuronas. El cerebelo controla una buena parte de los movimientos voluntarios que hacemos y tiene un papel importante en mantenernos en equilibrio. Según varios estudios científicos, desempeña también un papel importante en la fase de aprendizaje de los diferentes movimientos en las primeras etapas del crecimiento.
Sufrir daños a esta parte del sistema nervioso central puede causar diferentes patologías tales como la epilepsia. Sin embargo, a pesar de la falta del cerebelo, la chica en China lleva una vida sustancialmente normal. Los análisis mostraron algunos leves problemas de movilidad y en la pronunciación de algunas palabras, pero ninguna enfermedad grave de algún otro tipo. Según los médicos, estos problemas son "mucho menos de lo que se esperarían" en una persona que no tiene una parte considerada fundamental del sistema nervioso central.
El de la chica china es el noveno caso de personas que hayan vivido sin cerebelo descubierto hasta ahora. Pero en la mayoría de los casos anteriores no se han podido determinar en profundidad las causas y los efectos de esta falta, porque la ausencia del cerebelo ha sido diagnosticada siempre tras la realización de una autopsia después de la muerte de las personas afectadas. Un análisis más detallado sobre la paciente china podría entonces permitir descubrir nuevos datos sobre la capacidad del sistema nervioso central para adaptarse y reorganizarse para compensar la falta de algunas de sus partes."


La lacra de la episiotomía: cuando por comodidad del médico al parir te cortan más de lo necesario

La episiotomía. incisión quirúrgica en la zona del perineo femenino, como técnica preventiva para evitar desgarros está contraindicada por la Organización Mundial de la Salud. Las episiotomías no previenen desgarros en o a través del esfínter anal ni desgarros vaginales.
La OMS rechaza la episiotomía rutinaria y sólo la aconseja en caso de partos que presenten dificultades, debido a las numerosas complicaciones que puede derivar: más hemorragia, Dispareunia (dolor durante las relaciones sexuales), Incontinencia urinaria o fecal etc

Desde los años 60 las episiotomías han perdido popularidad entre obstetras y parteras en Europa y el resto del mundo. Sin embargo, en varios países, especialmente en América Latina y España, la episiotomía de rutina es todavía una práctica médica habitual.


"
Nunca nadie demostró que las episiotomías estaban respaldadas por la evidencia científica, pero ahora necesitamos toneladas de evidencia para erradicarlas.
¿Cómo se llegó a someter a las mujeres a tal brutalidad de forma indiscriminada?
El artículo «Studying episiotomy: when beliefs conflict with science» (Episiotomías: cuando las creencias van contra la ciencia) trata de explicarlo.
El estudio apunta como culpable directo al paradigma del parto como un estado patológico y a la episiotomía como una consecuencia «trivial» del mismo. El artículo establece que la episiotomía es solo un indicador dentro de la gama de otros procedimientos, enfoques y actitudes que han sido denominadas como la «moderna» atención al parto. El siguiente paso debería ser diseñar métodos, conjuntamente con las personas usuarias, para promover un cambio actitudinal en la cultura dominante e introducir y evaluar dichos métodos.
El estudio concluye que, reforzadas con información sólida, las personas usuarias serán capaces de provocar un cambio de paradigma, no sólo respecto al uso de la episiotomía, sino también respecto a una amplia variedad de técnicas intervencionistas."


Fuente

jueves, 11 de septiembre de 2014

Problemas con linux 14.04 lts

Si todo te iba bien pero a raíz de actualizar Linux,  a la última versión LTS, da fallos, como por ejemplo, no reconoce o no conecta el wifi (especialmente si tienes realtek), no te funciona el ratón, o te sale un error al principio que pone "Checksum", no desesperes. 
Esto fue lo que hice y se me solucionó todo a la vez. Es muy fácil.

Conéctate a internet por medio de cable. Vas a Inicio, Herramientas del sistema, Actualización de software. Tardará unos minutos. Reinicia. Y listo.

martes, 9 de septiembre de 2014

Poesía: Los versos caducos

Susurros de nostalgia,
entre versos caducos,
donde ya no encuentro la magia,
de aquel efímero momento,

Continuación de la poesía

Poesía: La amiga de la guapa

"
Porque sé físicamente,
Que mis amigas no mienten,
Cuando dicen que me merezco alguien mejor;
Pero sé que de tí,
No fue el físico lo que más me llamó,
Y quizás por eso,
Más me dolió.
Tú," la amiga de la guapa"
Como dirían algunos.
Tú, esa con la que tantos bonitos momentos viví,
Que ahora prácticamente,
Me parecen un sueño.
Y has sido capaz de diseminar
De la primera los recuerdos.
Esa, que no tenía a penas problemas
para ligar
Esa, la que con los labios de carmesí
Y su pelo rizado,
Todos la miraban.
Mas te diré un secreto:"

Vanesa Martín, crónica de un baile



La tierra de las mujeres, Sandra Barneda

Después del éxito Reir al viento, cosechado con su viaje al interior en un lugar tan especial como Bali con numerosos encuentros a cada cual más enigmático, ya hay nueva fecha para su nuevo libro: "La tierra de las mujeres"

Descubrieron su pasado, comprendieron su presente, dibujaron su futuro

¿Todo en la tierra está escrito? ¿Podemos cambiar nuestro destino sin corromper nuestro pasado? ¿Qué harías si descubres que tu vida es una mentira?

Gala Marlborough viaja con sus dos hijas, Kate y Adele, a un pequeño pueblo del Empordà con la única intención de cobrar la herencia de un familiar desconocido y retomar cuanto antes su vida en Nueva York. Ignora que esa decisión activará una perfecta, sutil y acompasada maquinaria dispuesta a desempolvar mentiras enterradas, secretos familiares y a sanar almas entregadas a la amargura del dolor.«Hace una semana que tu padre ha muerto, hace una semana que no hallo consuelo para tanto dolor. Desde que regresé de Boston, adonde llegué demasiado tarde para acudir al entierro de tu padre, no he salido de la casa; se ha convertido en mi refugio, en mi santuario de lágrimas. En este encierro he comprendido que, en los atisbos de locura, está la máxima expresión de la sensatez. Por eso te escribo, por eso me siento en esta vieja silla a confesarme a mi única familiar viva que eres tú, mi pequeña Gala».

Después de Reír al viento, su debut literario, éxito arrollador de crítica y lectores, la periodista Sandra Barneda se confirma como narradora con una historia magistralmente urdida. Un viaje fascinante al corazón de La Muga, un diminuto lugar del planeta gobernado por un singular círculo de ancianas de corazón infinito sabedoras de que lo minúsculo puede llegar a ser inconmensurable. Reflexiva, contemporánea, mágica, rebelde... Así es La tierra de las mujeres, una apasionada vuelta a los orígenes, un redescubrimiento, la certeza de que con la fuerza y el consentimiento de los antepasados cualquiera puede tentar al destino.

domingo, 31 de agosto de 2014

La vida según Patricia Ramírez

"Hemos oído muchas veces que no debemos de dejar escapar el tren de tu vida, que pasa una vez y que si no te subes se va. Mentira. Existen todos los trenes que quieras inventar, y si pierdes uno, te subirás en el siguiente. Además ahora están los de alta velocidad, así que cuando menos te lo esperas, la vida te devuelve de forma rápida otra oportunidad. Mi padre me dijo una vez que lo importante no era ser la primera mujer o el primer hombre de tu pareja, sino la última".

 Por Patrica Ramirez, 
extracto de su recomendable libro, "Entrénate para la vida".
 

jueves, 28 de agosto de 2014

Sandra Barneda: alegato a ser libre y a amar, mi apoyo frente a las críticas que ha recibido


 

Después de leer los artículos que por un modo u otro me han llegado sobre el video que colgué de Sandra Barneda, tachańdola en algunos casos de homofóbica, porque no dijera que es lesbiana, ya que es imposible agradar a todos, sencillamente voy a hacer lo que me da la gana, que es... volverlo a poner. Pese a que el técnico de sonido hubiese estado más guapo sin la musiquilla de fondo para no dar una apariencia de reality show, los motivos por los que lo pongo son los siguientes:

1.- Se puede estar fuera del armario, hacer tu vida normal, y no tener que gritar a los 4 vientos, lo que a nadie le importa, excepto a la gente cercana a tí, (otra cosa es que la vecina del 4º te vea de casualidad cogida de la mano de tu chica XD) de ahí que ella dijese "existen tantos caminos como personas que se aman", porque cada una y uno lo hace como mejor cree conveniente y como le sale, y por eso, también habló de vivir "su sexualidad en privado", no porque esté en el armario, como algunos han interpretado, sino máxime, cuando es un rostro conocido, y ya sea por los paparazzis, como en el caso también de Elena Anaya, o por personas de la acera de enfrente NO tolerantes, les presionan para que digan algo que no quieren decir. Fue en pocas palabras, su modo de decir, basta a las presiones: dejadme en paz.
Es su proceso, y es su decisión. Cuanto menos que respetarlo.


2.-LGTB y remarco la B!! que muchos gays y lesbianas parecen que olvidan que también la bisexualidad es una orientación sexual más. Por qué todos los que están en contra, la juzgan porque no haya dicho "soy lesbiana" y nadie se ha preguntado por qué no dijo "soy bisexual"?. Porque esté casada con una mujer no la convierte necesariamente en lesbiana, eso solo lo sabrá ella y a quien le haya dado la gana de decírselo, en caso de que se haya querido etiquetarse, que por lo que dijo, parece que no.
Además, hablemos claro: la falsedad también existe en el ambiente. Y muchos de los que van exigiendo, y se dicen estar orgullosos por haber sido capaz de decir "soy gay" o "soy lesbiana"a los 4 vientos, luego,  a nivel privado, hacen con su vida lo que les da la gana, y se lian con personas de diferente sexo. Eso sí es ser hipócrita: exigir que otros hagan, lo que ellos no hacen: que hablen de orgullo, cuando en realidad, viven en el ambiente dentro de otro armario. 

Tan corto de mente y dictatorial, es alguien homófobo que solamente ve una única orientación, la heterosexual, como quienes en aras del orgullo, solamente ve las cosas en blanco o negro: o hetero u homosexual, siendo bifóbicos. Un ejemplo de esto, son las entradas absurdas que hay en algunos blogs lésbicos, donde se habla del "supermega problemón" que es, que un día tu pareja te cuente que en realidad es bisexual, o que antes ha estado con chicos. De verdad, me parece una aunténtica gilipollez, y a veces incluso inmadurez, esa bifobia.

 Hay personas que dicen ser bisexuales como un paso previo a definirse, como un modo de probar, y luego ya decidirán. Hay otras, que lo tienen claro, y les gusta tanto mujeres como hombres. Hay quien prefiere no etiquetarse por las limitaciones que puede suponer, (sobre todo a la vista de la dos únicas orientaciones que existe para algunos, en lugar de las 6 que encontró Kinsey).

Tan respetable es una decisión como otra. 

Al igual que quien decide aun teniéndolo claro, decir según a quien "soy lesbiana" o "soy gay" dentro del ambiente, por miedo al rechazo o a la incomprensión de quienes no son tolerantes con la bisexualidad. Me parece triste que aún dentro del ambiente, haya quien tenga que esconderse para no sufrir el rechazo de otros/as No tolerantes, en lugar de ser un lugar seguro donde poder ser honesto, sin que te juzguen, sin que te presionen y te digan: decídete. Si entre nosotros estamos creando ya divisiones por no tolerar a el que es diferente, demasiado fácil se lo estamos poniendo a la homofobia, bifobia etc, externa al ambiente.


3.- Si tan importante es que lo hubiese dicho, por qué se ha escrito tanto en contra de Sandra y tan poco, a favor de la miss España que sí habló de su orientación sexual? Sólo buscan algunos el titular, la noticia de un día, como si se tratase de un orgullo sensacionalista??
No sé de quién fue la idea de que existieran personajes como Maca y Ester en Hospital Central. O de Pepa y Silvia en Los hombres de Paco, o de Arlet y Dani en Infidels y otros personajes en más series, películas, libros... No sé cómo se llaman esas personas que lo hicieron posible, y menos aún, hemos tenido la noticia del "soy lesbiana" que muchos esperaban de Sandra, pero lo que sí sé, es que esos personajes han traspasado la frontera y han sido un referente para muchas mujeres. Eso para mí, aunque no haya un "soy lesbiana" o "soy gay" por parte de quienes lo hicieron posible, sí es un granito de arena más a favor de la normalización y la tolerancia. Y con eso, es con lo que me quedo. El reflejo de lo que Sandra dijo, "no existen sólo dos caminos: esconderse (armario) o luchar (es decir, activismo, gritarlo a los 4 vientos, raparte el pelo si eres mujer, o tener pluma si eres hombre -quien tenga pluma bien, pero quien no, que no quieran imponerlo-), existen tantos caminos como personas que se aman" .

Eso para mí, es mucho más importante que el simple hecho de que un día tengamos la noticia del "soy lesbiana" o "soy gay" y luego no aporten mucho más, porque aunque todo puede sumar, lo cierto es que la normalización, la tolerancia, no se alcanza cuando se lleva un determinado número de personas que lo han dicho, si
Sandra en su caso, también ha creado personajes del ambiente en su estupendo libro  "Reir al viento", y parece que puede haber segunda parte. Eso también es poner su granito de arena, en el intento de hacer que este mundo, esta sociedad, sea más tolerante, aunque no diga "soy lesbiana" o "soy bisexual".

Me da igual que quien tenga en frente se defina como lesbiana, como gay, me da igual que sea hetero, o que en privado por temor a no ser comprendida, me diga que es bisexual, o sencillamente no quiera etiquetarse y esté bien así. Para mí lo importante es la persona, es la honestidad, son los valores, es el respeto, es que sea feliz.


De acuerdo, con que si hubiese dicho que está "orgullosa de su mujer" hubiera sido muy bonito, ahora, además de que hay que respetar su decisión, me pregunto con la cantidad de críticas que ha recibido, si se le habrá quitado las ganas de decirlo algún día, en esta batalla de estás conmigo y lo dices, o estas contra mí.


   Si por algo fue tan aplaudida Sandra, y es lo que parece que algunos no entendieron, fue por salirse doblemente de la norma: la de la homofobia por parte de "heteros" (si no es que son homosexuales reprimidos), y la "norma" que algunos en el ambiente quieren imponer de tener que gritar a los 4 vientos, la orientación sexual que no sea hetero, y preferiblemente que sea gay o lesbiana, mejor si es lesbiana que hay "menos", (dejando como orientación se segunda clase la bisexualidad). 

Sandra expresó una tonalidad de gris que no se suele decir públicamente: vive, ama y hazlo con quien te de la gana, y que no te importe ni te cohiba, ni te sientas mal, por lo que digan y critiquen los demás, sean heteros o del ambiente.



Mensaje íntegro:
"Quiero dar las gracias a mis cuatro compañeras: a Aly, a Marta, a Rocío y a Yolanda. A mí me cuesta mucho hablar de este tema. Aplaudo mucho lo que ha hecho Patricia Yurena, lo aplaudo porque ha tenido la necesidad de hablar de su orientación sexual para sentirse mejor, pero aplaudo también a todos aquellos que viven su sexualidad en privado a pesar de que cada día reciben miradas o acosos silenciosos. Porque libertad es eso, hacer lo que te ayude a vivir y te dicta la cabeza. De verdad que no creo ni he creído nunca en los lobbys, no creo en las etiquetas...
Es más estoy harta. No creo en los prejuicios, creo en las personas. Creo en los sentimientos. Estamos hablando del amor, porque la condición sexual es privada, señores y señoras, y solo atañe a dos personas. No debe ser usada como un arma arrojadiza. Tampoco es motivo de alabanza, ni un mérito personal.
Por eso, hoy más que nunca y después de muchos años, digo basta ya de armarios, basta ya de etiquetas, basta ya de juzgar a las mujeres y a los hombres. No existen sólo dos caminos, que se enteren, esconderse o luchar. Existen tantos caminos… tantos como personas que se aman. Seremos una sociedad moderna cuando entendamos el respeto al otro por encima de todas las cosas. Os voy a decir una cosa: me siento orgullosa de ser mujer, de lo que siento, de lo que pienso y, sobre todo, me siento muy orgullosa de quién soy, sencillamente Sandra. Y también me siento muy orgullosa de quien está a mi lado, sea un hombre o una mujer.
Si tú también te sientes orgulloso de quién eres… ¿Por qué marcas la diferencia?"

Ante los numerosos apoyos que recibió, este fue su agradecimiento por twitter:


sábado, 23 de agosto de 2014

La homofobia tiene cura: la educación.


Próxima película lésbica adaptada de un libro: Carol de Patricia Highsmith

Si entre las grandes novelas lésbicas ya se había filmado en formato de mini serie "Falsa identidad" de Sarah Waters, y más recientemente para la gran pantalla, "El azul es un color cálido" de Julie Maroh, bajo el título de "La vida de Adele", esta vez parece que el turno le llega al libro "Carol" de Patricia Highsmit, más conocida por la trilogía de Mr Ripley.


Al igual que sucede en las anteriores, en ésta la trama también habla del despertar de los sentimientos hacia otra mujer, esta vez, por parte de Rooney Mara, a manos de nada menos, Cate Blanchett, que la conocereis porque salía por ejemplo en el Señor de los anillos, El curioso caso de Benjamin Button o Babel entre otras tantas películas. 

Por parte de Rooney Mara, sino os suena su nombre, deciros que salío en Her como la ex del prota, o en Efectos secundarios, donde ya interpretó un papel lésbico, esta vez acompañada por Catherine Zeta-Jone, otra película que os recomiendo, aunque en esta la trama lésbica es muy "secundaria".

 Y de qué trata el libro de Carol, ambientada en 1951, "Therese, una joven escenógrafa que trabaja accidentalmente como vendedora, y Carol, la elegante y sofisticada mujer, recién divorciada, que entra a comprar una muñeca para su hija y cambia para siempre el curso de la vida de aquella joven con aspiraciones artísticas."
Si quereis saber un poquito más sobre las dificultades que tuvo en su día la escritora para publicar el libro debido a la temática lésbica, y después de hacerlo, las tan buenas críticas que cosechó, os animo a clickar en el enlace.

Y os animo a leeros el libro que aún queda tiempo hasta que salga la pelí, prevista para el próximo año.
De momento, las primeras imágenespara ir abriendo boca ;)

 cate blanchett carolcate blanchett carol
cate blanchett carolcate blanchett carol

Fuentes.

miércoles, 20 de agosto de 2014

el falso mito del corte de digestion

Por Laura Conde

"
Cuántas horas empleadas en divanes de psicoanalistas analizando cómo los grandes engaños a los que fuimos sometidos en el pasado nos han convertido en las personas que somos en el presente, personas que en líneas generales no suele ser muy de nuestro agrado. Engaños, mentiras, falsedades... pueblan los recovecos de nuestro inconsciente, y desenmascararlos suele acabar en tragedia, especialmente cuando descubrimos que quien nos ha estado engañando vilmente durante nuestra infancia, con premeditación, alevosía y sin ningún tipo de escrúpulos, es ni más ni menos que nuestra propia madre.
Porque no, no es cierto que cuando vas a la playa y te comes el bocadillo tienes que esperar una hora y media, dos, tres horas (aquí dependía mucho de la indulgencia de cada madre) antes de ir a bañarte. Porque lo del corte de digestión es una falacia, que vamos a intentar matizar a continuación, pero al fin y al cabo una falacia. Porque todos aquellos ratos que te echaste a 35º en agosto en Benidorm mirando el reloj, aburridísimo, a la espera de que llegase el gran momento fueron, en realidad, minutos de tu vida malgastados. Minutos en los que podías haber estado chapoteando alegremente a la espera de poder capturar algún monstruo marino con tu lanzallamas que era en realidad el envoltorio de un Calippo.
Dicho esto, rompamos una lanza en favor de las madres. Los pediatras de aquella época, tiempos en que había madres que pensaban que no debías bañarte después de comer (o cuando menstruabas, por ejemplo) bajo ningún concepto, eran los primeros en popularizar el mito del corte de digestión. Que haberlo, haylo, por supuesto (aunque no se llame así), y le puede sobrevenir al más pintado si no va con cuidado, pero que no tiene exactamente que ver con el hecho de echarse al mar tras el bocata.
Estas son algunas consideraciones sobre el llamado corte de digestión (lo del zumo de naranja que pierde las vitaminas de un plumazo si no nos lo tomamos al segundo lo dejaremos para otro día).
- El término corte de digestión referido al shock que puede sobrevenir ante una entrada brusca al agua es, para empezar, incorrecto. Sería correcto usar el término "shock termodiferencial", que consiste en que la persona entra en un estado de obnubilación, náuseas, dolor de cabeza y malestar que, si se producen en el interior del agua, pueden ser de gran riesgo.
- El shock termodiferencial, como su propio nombre indica, no se debe exactamente a la ingesta de comida en el momento previo a entrar al agua, sino al choque entre la temperatura de nuestro cuerpo, elevadísima en las horas centrales del día, que es cuando hace más calor y curiosamente también la hora de comer, y la del agua.
-Conviene, por tanto, entrar al agua poco a poco, mojándonos con paciencia con el objetivo de reducir la temperatura corporal: los brazos, las piernas, el ombligo, la nuca, la cara... Hemos de tener en cuenta, claro, dos cosas: por un lado dónde nos estamos bañando, pues no será lo mismo un río que las aguas del Mediterráneo en agosto, y por el otro qué hemos comido (debemos ir con más cuidado, evidentemente, si nos hemos comido un cabrito que si hemos ingerido una simple ensalada o un sandwich).
-Si por algún motivo empezamos a notar los primeros síntomas (mareos, visión borrosa...) hemos de salir del agua inmediatamente y recuperar la hidratación: ponernos en un sitio fresco, beber agua lentamente y tumbarnos para recuperar el flujo sanguíneo en todo el cuerpo.
-En realidad, haber comido copiosamente puede influir en el llamado shock termodiferencial (o hidrocución), pero insistimos en que son los cambios de temperatura los que pueden producir este síncope que es cierto se ha cobrado muchas vidas a lo largo de la historia. De hecho, de nada servirá que nos pongamos a jugar a palas o a achicharrarnos al sol mientras hacemos la digestión y después nos lancemos bruscamente al agua: hay que entrar siempre poco a poco, sin prisas y, si vamos con niños, invitándoles siempre a jugar en la zona que no cubre para que vayan refrescándose poco a poco.
"

Fuente

Sentir mariposas en un sueño...

Sentir mariposas en un sueño...


"La amiga de la guapa"

Porque sé físicamente,
Que mis amigas no mienten,
Cuando dicen que me merezco alguien mejor;
Pero sé que de tí,
No fue el físico lo que más me llamó,
Y quizás por eso,
Más me dolió.
Tú," la amiga de la guapa"
Como dirían algunos.
Tú, esa con la que tantos bonitos momentos viví,
Que ahora prácticamente,
Me parecen un sueño.
Y has sido capaz de diseminar
De la primera los recuerdos.
Esa, que no tenía a penas problemas
para ligar
Esa, la que con los labios de carmesí
Y su pelo rizado,
Todos la miraban.

sábado, 9 de agosto de 2014

La vida según... un surfista. Del libro "Reir al viento"

"Cree en tí.
Abrázate a la pasión de la vida.
Encuentra tu coraje.
Escucha más de lo que hables, pero, cuando tengas algo que deci ¡dilo!
Haz lo que amas.
Aprende algo nuevo cada día.
Inspira, sé amable y agradecido.
Persigue tus sueños, pero mantén los pies en el suelo.
Baila con las olas como si nadie te estuviera viendo.
Sonríe a "extraños" y a tí mismo.
Viaja a lugares desconocidos.
Sé apasionado con lo que haces y exprésalo al mundo.
¡Hazlo!
Surfear en el océano es nuestro regalo.
Sé entusiasta"

Derek, personaje surfista del libro: "Reir al viento" de Sandra Barneda

jueves, 24 de julio de 2014

La timidez se escapa de mis dedos

En el vaso del que bebía,
donde el calor lo había forrado de humedad,
al deslizar la yema de mi dedo escribí,
lo que mis ojos no eran capaces de disimular:

-para seguir leyendo...-

¿Te puedo pedir, que me hagas un regalo?


Ante la penumbra luz que entraba en el dormitorio, anunciando un nuevo día, la precipitada brisa sigilosa, susurraba adentrándose por la ventana entre abierta, penetrando en la sábana y acariciando la piel, que no quedaba resguardada del pijama. Ante la inusitada molestia de un leve escalofrío, la chica extiende las arrugas de los bordes inferiores del reducido pantalón de tela, y de la camiseta de finos tirantes, al mismo tiempo que emitía un pequeño sonido un tanto ronco. No basto con eso, se gira a un lado, y se acerca hasta encontrarse con el cuerpo de Hugo, buscando el calor, que el caprichoso amanecer le había requisado, y que más tarde, tumbada sobre la toalla en la arena de la playa, le devolvería.



Adormiscada, el calorcito poco a poco va haciendo efecto, terminando por sucumbir a Morfeo, aunque no por mucho tiempo. De los 3, ella era la que se solía despertar antes: como acostumbraba, se giró un momento, casi sin despegarse de Hugo, esperando ver cómo Marcos dormía plácidamente. Pero esta vez era diferente. Allí no estaba. De hecho, sin darse cuenta, como si respetara su espacio ausente, durante la noche no había ocupado ese lugar de la cama. “¿Cuánto ha pasado ya?” Se preguntó. “¿Tres días...? Buff... parece una eternidad.”



Muchos dicen que irremediablemente, es algo que tiene que pasar antes o después: no se puede tener una convivencia sin que surjan los roces de todo tipo: los de las discusiones... y también los del cariño. Después de la tormenta, cuando la calma no es serena, y el alivio, lejos de acrecentarse con la distancia, liliputiense se convirte, máxime, cuando las ganas de volver a verle aprietan, trató no darle más vueltas. Se confió al calor de Hugo, cerró los ojos, y espero a que Morfeo aun divagara cerca, pero para entonces, demasiado despiertas estaban ya las neuronas, como para callarlas y poder dormir. Se giró un momento, para ver una vez más, el lugar que ocuparía Marcos, ahora más iluminado, a medida que el Sol se alzaba. Su ausencia fue aún más sentida si cabe, al ver ese espacio libre, tanto, como para en ese momento, silenciar la brisa que seguía entrando en el dormitorio. Sabía que un fin de semana como otro cualquiera, a esas horas, ya estaría largando a Hugo de la cama, para después ir despertando a Marcos, poco a poco... Suspiró, entre desencatada con la situación y enfadada por su parte de culpa, pese a que sabía que había sido una mera torpeza por parte de ambos, en el que sin saber bien cuándo, ni por qué, se dejaron de escuchar, dejaron de tenderse la mano y ponerse en el lugar del otro, para tan solo ponerse en el lugar de sí mismos. “¿Por qué no puede ser todo tan sencillo como con Hugo? Con él siempre es mucho más fácil. Enseguida sé de qué humor está. Y siempre que me ve tiene esa alegría... Eternamente fiel. En cambio... cómo sé si Marcos sigue enfadado y por eso esta distancia, o es su timidez, la que no sabe cómo romper el hielo. Buf... qué complicado es esto de las relaciones”. Entre la indecisión, los nervios de si decirle algo o no, la mezcla de enfado suyo y el echarle de menos, el temor de precipitarse y empeorar las cosas, y otras tantas cosas más... en un intento de ir a morderse el piquito de la uña, se sabe delatadora de su nerviosismo, sentenciándolo alejando la mano. Acto seguido, Hugo, ajeno a todo, empezó a roncar. “Necesito una solución ¡Ya!”.

 -Para seguir leyendo... -

domingo, 13 de julio de 2014

No te rindas

NO TE DETENGAS
No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,
sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.
No te dejes vencer por el desaliento.
No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte,
que es casi un deber.
No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.
No dejes de creer que las palabras y las poesías
sí pueden cambiar el mundo.
Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.
Somos seres llenos de pasión.
La vida es desierto y oasis.
Nos derriba, nos lastima,
nos enseña,
nos convierte en protagonistas
de nuestra propia historia.
Aunque el viento sople en contra,
la poderosa obra continúa:
Tu puedes aportar una estrofa.
No dejes nunca de soñar,
porque en sueños es libre el hombre.
No caigas en el peor de los errores:
el silencio.
La mayoría vive en un silencio espantoso.
No te resignes.
Huye.
“Emito mis alaridos por los techos de este mundo”,
dice el poeta.
Valora la belleza de las cosas simples.
Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas,
pero no podemos remar en contra de nosotros mismos.
Eso transforma la vida en un infierno.
Disfruta del pánico que te provoca
tener la vida por delante.
Vívela intensamente,
sin mediocridad.
Piensa que en ti está el futuro
y encara la tarea con orgullo y sin miedo.
Aprende de quienes puedan enseñarte.
Las experiencias de quienes nos precedieron
de nuestros “poetas muertos”,
te ayudan a caminar por la vida
La sociedad de hoy somos nosotros:
Los “poetas vivos”.
No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas…

 

WALT WHITMAN

Cómo afecta el cannabis a tú cerebro si estás en la adolescencia?


Uno de los falsos mitos: Que sea natural, en lugar de sintética, no significa que sea inocua.

Cannabis: Cerebro y adolescencia
La investigación médica amenaza el estatus de droga blanda del que goza el cannabis y sus derivados, el hachis y la marihuana. Nuevos estudios están destapando su potencial tóxico particularmente entre un grupo de consumidores en ascenso: los adolescentes. La evidencia es cada vez más clara respecto a que fumar porros de forma habitual en esta etapa vital incrementa las probabilidades de desarrollar con los años un trastorno psicótico. A corto plazo, las consecuencias no son menos alarmantes. Se asocia a una alta tasa de fracaso escolar debido a problemas de memoria y de concentración y una mayor frecuencia de episodios depresivos y ansiedad. Las demandas de terapia por abuso de cannabis en menores se han disparado. A los centros acuden padres desesperados con un tipo de paciente desconocido hasta hace poco: niños de 13 años con problemas en el 'cole' y comportamientos agresivos. 


Si se quiere evitar en el futuro una epidemia de trastornos psiquiátricos hay que retrasar la actual edad de inicio en el consumo del cannabis, que se sitúa sobre los 14 años.
La primera 'luz roja' se encendió a raíz de un estudio sueco que tras seguir a un grupo de 50.000 jóvenes durante 15 años comprobó que el riesgo de desarrollar esquizofrenia se multiplicaba por seis entre los que fumaban cannabis de forma regular a los 18 años.

Posteriormente, otros trabajos han confirmado la relación entre el uso habitual de la droga y un riesgo de dos a tres veces superior de sufrir esta grave dolencia psiquiátrica, así como otros trastornos psicóticos que se manifiestan con delirios, alucinaciones y alteraciones cognitivas y del comportamiento que interfieren con el desarrollo de una actividad normal. 


Fuente

Y si tuvieras una madre lesbiana y un padre gay?

 Josephine Skriver, la supermodelo hija de un padre gay y una madre lesbiana


"La supermodelo Josephine Skriver se ha pronunciado sobre lo que se siente al ser el hija de una madre lesbiana y un padre gay.
La modelo de 21 años de edad, conocida por su trabajo con Victoria Secret y Gucci, fue recientemente nombrada como embajadora de Consejo de Igualdad de la Familia y de su Programa de Generación Abierto, un proyecto dedicado a dar a conocer a las familias LGBT.

Hace más de dos décadas, la madre de Skriver colocó un anuncio en una revista LGBT para buscar una pareja masculina gay con la que formar una familia en Dinamarca.
“Sólo espero que algún día el concepto de “familia” signifique mucho más que una pareja heterosexual tradicional, con dos hijos y una casa con una valla blanca”, dijo a iD.

“¡Para mí, la familia es un grupo de personas unidas por el amor! ¡El amor es lo que hace una familia! ”

Skriver siente que familias LGBT no están representados suficientemente en los medios, y si lo son, es siempre con el esfuerzo de ser “políticamente correcto”.
“Si las familias LGBT se presentan simplemente como parte de la configuración tradicional, con sus miembros experimentando los mismos problemas como las otras familias los experimentan, sin ningún tipo de estereotipo, sería la manera más útil de conseguir el progreso,” dijo ella.

“Todos hemos nacido en diferentes culturas con diferentes personalidades, y todos tenemos derecho a ser simplemente lo que somos. Esto, sin duda, abrió mi corazón y me enseñó que el amor no juzga, el amor no discrimina, y el amor no odia’.
"

Fuente

domingo, 6 de julio de 2014

Como tú lo quieras ver... porque todo puede tener dos realidades. Tú eliges con cuál quedarte

2 mamás que salen del cole de recoger a sus hijos: cómo tú lo quieras ver... una familia homomaternal, o dos mamás con sus respectivos esposos.

Una palmadita en el culete de un jugador de fútbol a otro. Como tú lo quieras ver...compañerismo, o una pareja gay que se dan esas confianzas en el terreno de juego.

2 adolescentes que van cogidas del brazo andando por la calle. Como tú lo quieras ver... dos muy amigas o una pareja de lesbianas que pasean tranquila y libremente.


La paloma hembra que siempre huye de la paloma macho. Como tú lo quieras ver....
XD

Carta de una adolescente con dos mamás

 

A raíz de la posibilidad de que dos personas del mismo sexo se puedan casar, y formar una FAMILIA, son muchos los que sin informarse previamente, juzgan desde la ignorancia. Puesto, que tener una ley es sinónimo de tener garantias, pero no de que no se haya hecho antes aunque sea desde la alegalidad o ilegalidad, precisamente, una de aquellas FAMILIAS que en su momento decidieron formarse, fuera de los cánones de una sociedad aún conservadora, es ahora cuando podemos conocer qué piensa, qué siente, en este caso, una chica que vivió con dos mamás, y acallar, aquellos que hablan sin saber, o sabiendo pero no permitiendo a los demás hacer. 

Hoy es un día raro. Hoy vienen a casa a filmarnos, como si fuésemos un bicho raro. Es que en cierta parte lo somos. Soy una de las pocas personas de mi generación que se han criado con dos mamás. Vienen a ver qué pasó.

 Cargo con la voz de aquellos que aún no hablan: los muchos bebés que hace dos años pudieron nacer con dos mamás o dos papás, gracias a la nueva ley que así lo reconocía. Y es por los derechos y el respeto de esos chicos que hoy me animo a hablar. Para que no sean discriminados en el futuro como un poco yo lo fui, por una sociedad que no acepta lo diferente por desconocimiento y miedo. Miedo al qué pasará de esos niños, que no reciben una figura materna o paterna, etc. Una sociedad que inventa finales terribles, donde hipotetisa con tanta certeza la orientación sexual futura de esos chicos: homosexual. Porque eso decían: “un chico criado por homosexuales va a salir homosexual”. Como si la homosexualidad fuera algo malo de lo que haya que tomar prevención, y como si la misma fuera hereditaria. Discúlpenme, pero a ellos siempre les dedicábamos con respeto las mismas dos palabras: “Cuanta ignorancia”, mientras seguíamos escuchando cosas terribles que decían los que luchaban en contra de la ley matrimonial.

Otra gran cuestión que ponían en juego, era el valor de la familia. Si tan solo nos hubieran visto en casa un día cotidiano, tan solo una cena, verían lo felices que somos juntas y lo hermosa y valiosa que es mi familia. ¿¡Quién puede decir que mi familia tiene menos valores que la conformada por heterosexuales?! Créanme, quien lo dijo, se equivoca. Haber crecido en esta casa fue una de las cosas más maravillosas que me ha pasado. Tuve como modelo materno a una madre que tuvo la valentía de transgredir miles de prejuicios sociales, con todo el terror que eso conlleva, tan solo por ser fiel con ella misma. Puso primero el amor que sentía antes que los millones “qué diran” que encontraba perdidos por ahí. Díganme si eso no es un ejemplo de vida! Hoy me da las fuerzas para ser feliz realmente como quiero, y no como otros quieren. Porque el cuentito de que la vida tiene que ser de una manera, de que hay que comportarse de cierta forma, yo no me lo creo.

Por eso, si hay algo que aprendí acá, es a ser libre. Y la libertad es el sentimiento más hermoso que sentí. Muchos me preguntan si finalmente soy lesbiana o heterosexual, y siempre les respondo: “Hasta ahora me enamoré solo de hombres, pero por favor, no me saques con tus etiquetas la oportunidad de conocer mañana a la mujer de mi vida”. Porque eso creo, que ese tipo de rótulos son tan solo una forma de limitar quién me dejo ser mañana. Y yo, me considero una mujer potencialmente infinita."

Cómo hacer un buen uso de las redes sociales, y no ser un adicto

Por Frances Miralles


A lo largo de mi existencia sólo he recibido un par de
cartas que valieran el precio del sello”
H. D. Thoreau
Lo que consideramos un entretenimiento y un punto de encuentro con amigos, mal utilizado puede convertirse en una amenaza para nuestra imagen y en una fuente de conflictos personales.
Veamos algunas medidas de higiene para que el uso de las redes sociales no perjudique nuestra vida privada:

Limitar el tiempo de conexión. Alguien permanentemente pegado al smartphone o al ordenador se vuelve odioso para su pareja y levanta suspicacias en el puesto de trabajo. Establecer un horario de conexiones que no sea invasivo con la vida no virtual sería el primer paso para un uso razonable de los dispositivos tecnológicos que nos rodean y que tan útiles pueden ser si son inteligentemente gestionados.

Vigilar el acceso a nuestra intimidad. Puede parecer divertido tener mil amigos en Facebook o Twitter, pero si damos información privada, debemos tener en cuenta todas las personas que van a tener acceso a ella y controlar el nivel de la misma.

Evitar la dispersión. Es preferible dedicar una hora al día, de forma continuada, a actualizar nuestras redes que el continuo “entrar y salir” que nos agota mentalmente y no nos deja concentrarnos en lo que estamos haciendo, incluyendo nuestra vida íntima.
Atrapados por la cultura de la inmediatez, para muchos usuarios –en especial, los más jóvenes– el correo electrónico empieza a ser visto como algo obsoleto. No tiene límite de pulsaciones, por lo que escribir un buen mensaje lleva su tiempo. Y eso es algo que nos hemos convencido de que no tenemos. Frente al tuit o al “me gusta”, escribir un correo electrónico lo suficientemente largo equivale hoy día a mandar una carta, con todas las posibilidades que ello ofrece.
En su artículo Cinco correos electrónicos que pueden mejorar tu vida, el periodista Jill Harness plantea una serie de sugerencias para que los avances tecnológicos sean algo más que un ruido de fondo que se entromete en nuestra vida. Se puede resumir su propuesta en estos dos bloques de correos según su frecuencia:

Escribe un correo diario a un amigo, a un miembro de tu familia o a un compañero de trabajo para darle las gracias por algo. Acostumbrados a usar el espacio digital para una tormenta de informaciones –muchas veces innecesarias–, un mensaje así supondrá para la otra persona un comprimido de satisfacción, además de estrechar los vínculos entre ambos.

Escribe un correo semanal a tu jefe o jefa para ponerle al corriente de las tareas que has llevado a cabo. Esto crea un clima de transparencia y responsabilidad compartida que puede evitar muchos malentendidos. Si no tenemos un solo jefe o bien la comunicación no es posible, una vez por semana podemos escribir a una persona capaz de ayudarnos en nuestra carrera.

Las redes nos vuelven perezosos

“Hay un peligro en Internet y en las redes sociales. Y es pensar que con la información tenemos suficiente y que cuanta más, mejor. No tenemos que pensar, sólo acumular más información (…). A medida que nuestro ordenador y nuestros sistemas de comunicación aumentan su capacidad, la gente puede creer que estar informados nos libra de tomar decisiones por nosotros mismos, con lo que, en vez de estimular nuestra creatividad, estamos potenciando nuestra pereza intelectual. Creemos que si acaparamos cada vez más información, no necesitaremos ideas propias. Ya las obtendremos de otras fuentes o de otra persona. Por tanto, ni siquiera examinamos los datos nosotros mismos. Nos basta con repetir lo que han dicho otros”. Edward de Bono

La idea básica es cambiar el concepto de cantidad por el de calidad. No se trata de responder por compromiso cuantos más mensajes mejor, sino de poner los cinco sentidos en aquel escrito que puede marcar la diferencia en nuestra vida.
Ciertamente, Internet y las redes sociales han transformado de forma irreversible nuestra forma de relacionarnos, pero si utilizamos estos instrumentos como algo más que una explosión de datos, los pondremos a trabajar a nuestro favor. Con un uso inteligente de las redes, acotado y de calidad, potenciaremos nuestra vida personal y estaremos presentes en cuerpo y alma en nuestras relaciones con los demás."

Fuente