English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

AVISO!! TODO LO QUE SEA DE COSECHA PROPIA COMO POESÍAS, ETC, POR LA LICENCIA DE CREATIVE COMMONS, SE RUEGA QUE EN CASO DE COPIAR, SE PONGA LA FUENTE Y/O AUTORÍA A MODO DE RECONOCIMIENTO. GRACIAS.

SI QUIERES, PUEDES
INFORMARTE DESDE LA PÁGINA DE FACEBOOK


domingo, 31 de julio de 2011

Manifiesto de igualdad de las diversas orientaciones sexuales.


    Puede resultar redundante para algunos, mientras que para otros, puede ser importante, incluso necesario. En mi opinión, mientras no haya normalización y sigan habiendo diferencias, recordarlo seguirá siendo necesario, independientemente lo claro que cada uno o una de nosotros o nosotras podamos tener nuestra orientación sexual, ya que a día de hoy, aún con la respuesta en vilo del matrimonio homosexual pendiente de un hilo por cierto partido conservador de derechas, que todos conocemos, aunque finalmente el derecho conseguido se mantenga, el cuestionamiento ya esta hecho. La homofobia aún hoy en día sigue existiendo, en algunos casos incluso catapultada en ocasiones por la educación al ocultarlo, ese mirar hacia otro lado y no hablar con naturalidad, por ejemplo al no contar con libros de lectura homosexuales del mismo modo que hay heterosexuales para que así todos y todas puedan tener referentes, siguiendo por la falta de una ley que respalde y proteja a las parejas no sólo heterosexuales de los malos tratos en la pareja (de existir dicha ley, quizás podría haber salvado la vida el joven que esta semana fue asesinado por su ex pareja), ... Temas, que en siguientes entradas trataré empezando por este último.


    Qué hace que palabras como beige o heterosexual sean probablemente palabras neutras, y en cambio, palabras como homosexual, lesbiana, gay... hay quienes le dan connotaciones negativas. Qué tienen de diferente si todas ellas están compuestas exactamente por lo mismo: letras, sílabas... Ahí es donde media el factor cultural, la educación, las creencias, hasta hace poco la falta de visibilidad al público en general... o en definitiva, las comeduras de tarros que nos hayan hecho creer. La cuestión es, al margen de todo lo que me han dicho, por qué pienso que son distintas? (si es que lo piensas) O por qué tengo dudas, como haber tenido en algún momento la sensación o el pensamiento de estar haciendo algo mal por el simple hecho de amar? Qué pruebas objetivas tengo para pensar eso.

     Yo lo veo de la siguiente manera:
   Al igual que hay rubios, morenos, castaños, pelirrojos... hay personas con ojos azules, verdes, grises, marrones o negros, ... hay diestros, zurdos (a los que durante varios años desde que eran pequeños por influencia de la Iglesia les hacían cambiar para que fueran diestros)... también hay heterosexuales, homosexuales (lesbianas y gays) y bisexuales. Y uno no es mejor ni peor que otro. Los rubios no son mejores que los morenos, ni quienes tienen los ojos azules son mejores que quienes tienen los ojos marrones, ni los diestros son mejores que los zurdos. Sencillamente, son distintos punto:  ni mejor ni peor. Cualquiera que se haya mirado en un espejo, en el reflejo de un charco tras la lluvia o en el mar, habrá visto que al igual que tiene dos ojos, también tiene dos orejas, y una nariz... SOMOS DIVERSIDAD, en sí mismos cada uno y una de nosotros y nosotras, por lo que negar esta diversidad en la orientación sexual resulta dada la obviedad, algo completamente absurdo, es como negar la naturaleza del ser humano.
Pasa lo mismo con el concepto familia: hay padres, y nunca mejor dicho, como hay madres, como hay un padre y una madre, como hay sólo un padre o una madre.



       En cualquier caso, cuando alguna vez he escuchado comentarios homófobos aludiendo a la "imposibilidad de procrear" para justificar que la homosexualidad no es natural, acaso no han pensado estas personas, que también hay parejas heterosexuales que no pueden procrear y no por eso dejan de ser matrimonio o familia. Pues lo mismo pasa con las parejas y familias homosexuales. Para mí no es mejor una familia que tiene 8 hijos que la que tiene dos, uno o ningún hijo, independientemente de que sean biológicos o no. Para mí lo importante no es la cantidad de la familia, de cuántos miembros la componene, sino la calidad de las relaciones. Cuántos jóvenes han presenciado las innumerables discusiones y desprecios de sus padres antes de separarse. Cuántos han cargado con responsabilidades más propias de padres o madres que de herman@s. Para cuántos sus hijos son unos gran desconocidos, que nos saben qué quieren hacer con sus vidas, cuáles son sus gustos, no les han hablado por ejemplo sobre métodos anticonceptivos, drogas, etc.


    Precisamente el hecho de que de forma estríctamente biológica no sea posible esa procreación, con independencia de cual sea la orientación sexual y los componentes de la pareja, hace que todo los tratamientos de fertilidad y/o todos los pasos de la adopción de la criatura sea mucho más deseada, y lo hayan pensado y reflexionado, seguro, muchas más veces que los adolescentes, jóvenes y no tan jóvenes que por un descuido o por falta de información o porque no les ha dado la gana de usar profilácticos, han tenido un hijo precipitadamente por una noche de desenfreno. Si de verdad, las únicas familias que prediga la Iglesia y el PP son las heterosexuales, si esas son para ellos las únicas "buenas" (por así decirlo), como es que de toda la vida han existido orfanatos. Si la homosexualidad no hubiese sido ni fuera perseguida, muchos de esos niños y niñas sin familias, habrían tenido una, gracias entre otros, a padres y madres homosexuales.
    Cuando alguien dice que lo sienten por los hijos de homosexuales, porque los compañeros de clase se pasarán con ellos, yo les diría, no víctimices, porque entonces diferencias, no creas dudas, y sé tú el primero en tratarlos igual, porque esa actitud sólo engendra más duda y desconfianza empezando por tí mismo.


      La homosexualidad, no es una enfermedad (en 1973 dejó de serlo en gran parte de occidente, y para la OMS (Organización Mundial de la Salud) esto no llegaría hasta 1990), ni tampoco se contagia, ni tampoco es un artefacto cultural único del ser humano. Cualquiera que pregunte a un veterinario, le dirá que por ejemplo, las vacas se montan entre ellas y los toros entre ellos. De hecho en animales hay documentadas más de 450 especies con conductas homosexual (a veces me pregunto por qué el mítico canal de documentales, la 2, supuestamente cultural, no muestran estas conductas)
     Cuando especialmente los jóvenes, no aceptan o les parece muy raro, que salgan del armario personas de cierta edad madura que incluso han  formado una familia, hay que contextualizar, ya que aunque hoy hay visibilidad, esta no ha estado desde siempre, además, está la represión que durante tantos años hubo durante la dictadura (de esto no hace tanto, entorno a 30 años). No estamos exentos de que podamos volver a esos tiempos sino seguimos trabajando por romper las barreras del armario, la homofobia, con por ejemplo visibilidad, no sólo en medios de comunicación (aunque últimamente me he planteado si aquellas series y películas que de forma puntual muestran un rollo lésbico es un acto de visibilidad, o más bien, una ración doble de machismo: a falta de una mujer que ya está muy vista, toma dos tazas), sino tambien en instituciones públicas como en la educación con una eduación afectiva-sexual atendiendo a la diversidad, por ejemplo no explicando únicamente como protegerse de las ITS en las relaciones heterosexuales sino también en las homosexuales ya que ninguno somos inmunes a ellas.

       Homosexualidad y heterosexualidad, es lo mismo y a la vez diferente, ni mejor ni peor en cualquier caso. Todo depende de los fino que hiles, es decir, si lo ves desde una perspectiva muy concreta, sí, pueden ser diferentes en la medida en que se trata de dos personas del mismo o de distinto sexo, pero en cambio, si lo miras desde una perspectiva más amplia, nos encontramos con que es lo mismo: personas que se aman y se repetan (esto no se puede decir por ejemplo de la pederastia (que es una parafilia) que durante tantos años ha ocultado, precisamente quienes ponen barreras a la normalización de la homosexualidad: la Iglesia, mientras los principales partidos políticos parecen mirar a otro lado manteniendo la relación Iglesia-Estado en una constitución supuestamente laica y aconfesional. Así que cuando hablan en época de crisis de austeridad yo me pregunto: austeridad? Según quién y para quién?Porque bien que por ejemplo para reducir el sueldo a los funcionarios eso lo rebajan rápidamente).


    Qué hacer cuándo al salir del armario, confiar, ser hones@s y desvela vuestra orientación sexual a familiares, los padres "obligan" a su hij@ a ir al psiquiatra o al psicólogo. En cualquiera de los dos casos, no pueden hacer nada, puesto que la homosexualidad no es una enfermedad, por lo que al no haber nada que diagnosticar, no hay nada que tratar, y por tanto nada que cambiar ni que curar. Si de todos modos os obligan a ir, deciros que podeis estar antes dos situaciones: 1 que no esteis ante un profesional sino ante un intruso que se hace pasar por profesional (esto lo sabreis preguntándole, el número de colegiado y cotejándolo con el Colegio Oficial de Psicólogos o Psiquiatras), en cuyo caso lo podreis denunciar. O 2. Puede que efectivamente sea supuestamente un profesional, en ese caso igualmente lo podreis denunciar por mala praxis por lo que he comentado anteriormente. Para buscar ayuda, podeis acudir al código ético de los Colegios Oficiales.
      Llegado a este punto, quiero aclarar que si son profesionales y tienen prejuicios (que sean profesionales no quiere decir que dejen de ser personas), lo que sí pueden hacer es derivaros a otro profesional, normalmente será un colega, que no tiene esos prejuicios, en cualquier caso, no con la intención de cambiar vuestra orientación sexual.

Os lo digo porque ya he escuchado varias veces eso de ir obligad@ para que cambien de orientación sexual, tanto en el ambiente como en los medios de comunicación. Así ya estais informadas e informados y sabeis qué hacer.
Espero haber sido de ayuda, y aclarado a aquienes lo hayais podido necesitar. : )

sábado, 30 de julio de 2011

Información básica de Psicología


           Si preguntara a cualquier persona lega, es decir de la calle, cuáles son las primeras palabras que le vienen a la cabeza cuando escucha la palabra Psicología, muy probablemente diría Freud, Psicoanálisis y quizás, Supernany. A continuación, antes de hablar en futuras entradas sobre aspectos que puedan enriqueceros de la Psicología (sin entrar en evaluciones, ni diagnósticos ni intervenciones, esto queda reservado a licenciados y/o profesionales), haré una breve introducción a modo de presentación de la Psicología.

      Reducir la Psicología al Psicoanálisis, no es más que quedarse por ejemplo de la medicina, únicamente con el médico de cabecera. El Psicoanálisis, aunque es el más conocido, no es el único enfoque terapéutico. A continuación, pasaré a comentar brevemente los principales enfoques:

  • Psicoanálisis: su principal punto de mira es el pasado de la persona, especialmente la infancia, la familia etc. Las terapias con este enfoque suelen durar con mucha probabilidad años. La dificultad para constatar el inconsciente de modo científico, hace que hayan otros enfoques más contrastados ciéntíficamente.
  • Cognitivo-Conductual: aunque también puede darse Cognitiva (pensamientos) únicamente, conjuntamente con Conductual han demostrado tener científicamente muy buenos resultados. Desde este enfoque, su punto de mira se dirige fundamentalmente al presente de cara a cambiar conductas y cogniciones actuales, prestando poca atención al pasado. En general, la terapia es mucho más rápida que el psicoanálisis. Un ejemplo para que tengais una idea de lo que viene a ser este enfoque, sería Supernany.
  • Gestalt. (como terapia alternativa por así decirlo): frases como "vivir en el aquí y en el ahora", o "el todo es más que la suma de las partes", son frases que habrás podido escuchar pertenecientes a este enfoque terapéutico. Aquí es muy importante hacer contacto con las propias emociones, por lo que no a todas las personas les funciona este enfoque terapéutico: en estos casos, Cognitivo-Conductual es el enfoque que puede proporcionar mejores resultados. En cualquier caso, ambas, además de para salir adelante de la situación problématica en la que nos encontremos, podrán servir a posteriori como una filosofía de vida. Desde la Gestalt, el pasado sí es importante, no tanto como en el psicoanálisis, puesto que se trata de curar la herida que aquí y ahora te puede estar afectando, trabajando con las emociones que te evocan.

             Dicho esto, cómo sabemos que estamos ante un profesional y no ante un intruso, es decir, una persona que dice llamarse psicólogo pero que no tiene tales conocimientos.
              Esto es más importante de lo que a priori pueda parecer, ya que por ejemplo, los psicólogos estamos obligados a proteger toda información que se comente en la sesión, es decir, confidencialidad: lo que se comenta, de allí no sale. En cambio, un intruso no tiene por qué hacerlo pues por ley no está obligado. Además de por el daño que provoca a la profesión, la forma para tener un mínimo de garantía y discernir un profesional, de un intruso, sería preguntarle el número de colegiado y cotejarlo con el Colegio Oficial de Psicólogos. De este modo, es seguro que no estamos ante un intruso y por ejemplo, en el caso comentado anteriormente, podremos estar tranquilos de que toda información que le digamos al psicólogo/a estará protegida.


           Antes de acabar con esta presentación, me gustaría señalar cual es la actual situación de la Psicología en España, más concretamente, la que hace referencia a la Clínica (aunque la Psicología también está presente en educación, marketing, seguridad vial...): dar una explicación de por qué la mayoría de personas cuando piensa en un psicólogo tiene en mente una consulta privada y no pública. En este caso, no está lejos esta imagen de la realidad, ya que aunque la media de psicólogos a nivel europeo cada 100.000 habitantes se sitúa en 18, en España en cambio, sólo contamos con 4, mientras que países como Alemania cuentan con 51 o Suecia con 76, según “Grup de Psicòlegs/Psicòlogues per la Salut Mental Pública”, 2009.
Esto se traduce por ejemplo ante un caso de crisis de ansiedad, que en lugar de aprender la persona mecanismos internos para detectar los antecedentes y no llegar a ese extremo, lo único que aprende es con qué pastilla se estabiliza, por lo que con frecuencia, más tarde esta persona acude a una consulta psicológica privada con dos problemas: uno, la crisi de ansiedad, y dos, la dependencia que ha desarrollado a la pastilla que es la que cree, le proporciona seguridad.
               A esto cabe añadir el gasto sanitario que el Estado hace derivado del gasto en fármacos en determinadas patologías, que se podrían solucionar con ayuda psicológica, sin requerir farmacos como por ejemplo problemas de erección, siempre y cuando previamente se haya descartado que sea por factores físicos.

               Por todas estas razones y algunas más, cuando especialmente los políticos alardean, presumen, dicen que tenemos una sanidad pública de calidad, irremediablemente me pregunto qué clase de sanidad hacen referencia, porque desde luego por lo que respecta la Psicología, actualmente deja mucho que desear: a los datos me remito.

martes, 19 de julio de 2011

Bansky

Con esa peculiar forma de ver y criticar la vida, Bansky a impregnado con sus ideas y pinturas desde aceras, paredes, alguna carretera e incluso el muro que separa Israel de Palestina. Como muestra, algunos de los ejemplos de este artista.