English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

AVISO!! TODO LO QUE SEA DE COSECHA PROPIA COMO POESÍAS, ETC, POR LA LICENCIA DE CREATIVE COMMONS, SE RUEGA QUE EN CASO DE COPIAR, SE PONGA LA FUENTE Y/O AUTORÍA A MODO DE RECONOCIMIENTO. GRACIAS.

SI QUIERES, PUEDES
INFORMARTE DESDE LA PÁGINA DE FACEBOOK


miércoles, 27 de diciembre de 2006

Navidad


¿Qué es la Navidad? Un periodo donde te hielas de frío, porque por mucho que te abrigues siempre hay una parte del cuerpo que se congela: la sonrojada nariz.

Un periodo, donde los villancicos invaden los espacios musicales de las grandes superficies en las cuales es un no parar de ir y venir de gente cargadas de bolsas repletas de regalos empaquetados con llamativos colores. Pero cómo puede ser que los niños no se den cuenta de que todo lo que han escuchado sobre señores mágicos es todo una falacia. O no se quieren dar por aludidos, pese a ver como padres de otros niños que no van vestidos de ningun ser mágico compran regalos de unas estatenrías repletas de juguetes, o porque como son pequeños no ven desde la misma altura que nosotros. Qué inocentes!!

Os habeis fijado en una cosa: dejarías a un pequeño en manos de un señor que dice repartir regalos a todo el mundo y después no tiene ni para afeitarse la barba, no verdad? Pues por qué entonces es tan popular Papa Noel!! Que por cierto, inicialmente iba vestido de color verde pero a causa de un spot publicitario, lo cambiaron a rojo que así queda más elegante.

Y para qué sirve pensar tanto en los regalos si total; además de que siempre se suele terminar comprando lo mismo: colonia, reloj... la mayoría serán devueltos con cualquier excusa para quedarse con el dinero y comprar lo que les apetezca. Además, en caso de que el regalo vaya a parar a las manos de un niño, si os fijais, los pocos segundos que dura un anuncio publicitario son los suficientes para enseñarlo ver que solamente le va a distraer medio minuto, y después estará de nuevo aburrido o pegado a la televisión o al monitor del ordenador. Asi que para qué comprarlos: la intención es lo que cuenta o almenos eso es lo que dicen.
Tanto gastar sólo nos hace ser más caprichosos pero no más felices.

Y por si eso no fuera poco, después tenemos todas esas copiosas comidas y cenas poco saludables que al terminar tienes la tentación de a) mirar a ver si el botón, cinturón o cremallera ya a saltado, o/y b) poner la mano en el estómago y comprovar que si está dura no es precisamente por ejercitar las abdominales sino la dentadura.


Para qué mentir: las navidades pasan de la ilusión al fastidio o la indiferencia, y puesto que no hay más remedio que pasarlas, lo mejor es ver su cara más amable. Vamos a lo práctico: son fiestas. Asique...

FELICES FIESTAS!!
y por si acaso hay algún superticioso...

Y FELIZ AÑO NUEVO!!


Posdata: A ver si en el próximo año, alguien quiere dejar algun comentario que el contador sigue sumando visitas y aún no tengo ninguna opinión. Siempre se puede mejorar.

sábado, 16 de diciembre de 2006

Arte IV


Si vas a pasar por Madrid o si ya estás allí, tienes la oportunidad de verlo en el Centro de Exposiciones Arte Canal, en el Paseo de la Castellana, junto a la Plaza de Castilla en Madrid.